gatoconejo

CREAMFIELDS 2004

4 de Octubre de 2005

Ahora que estamos cerca de noviembre, recuerdo CREAMFIELDS, campos de crema, la gran fiesta electrónica… uno de los mejores carretes que tuve el año pasado, justo a esa fecha.

Yo nunca he sido fanática de esa música, aunque me gusta, pero la ocasión me pilló en un momento embalado, en que andaba completamente vestida de entusiasmo estival: yo era el espíritu encarnado del evento. La entrada (carísima) la compré feliz y convencida, y cuando en vísperas de la fiesta empezó a llover, seguía igual de feliz y convencida, si es que no más.


La fiesta, a su vez, no me decepcionó, pues fue un carnaval de principio a fin. Primero, fue la odisea de encontrarse con todas las amigas que fueron (hartas) en el mismo punto, unión que no duró mucho porque empezamos a perdernos unas de las otras desde el principio. Luego, fue la lluvia cada vez más fuerte, no sólo mojándonos (gran parte de la fiesta era al aire libre) sino que sacando barro y barro de todos lados… pero nada de eso nos impidió saltar como locas frente al escenario cuando apareció Groove Armada, en donde el efecto desencantador que podría esperarse de la lluvia funcionó casi al revés: su presencia, y la amenaza del invasivo frío, nos incitaba a saltar cada vez más fuerte, y más alto… y lo hacía todavía más original y desatado.

Era pintoresco, además, ver que toda la gente andaba de un humor parecido, probablemente porque de no tenerlo no quedaba otra que congelarse e irse a la casa, y fue en ese espíritu cómo las horas corrieron llenas de sucesos: Nos sacaron fotos para una revista virtual que nunca pudimos ver porque se nos desintegró el volante con la dirección, por la lluvia; comimos pizzitas calientitas, casi junto a los sapos en el fango; tomamos bebidas y copetes que si no se bajaban rápido, se rebalsaban; nos pasamos encontrándonos con gente (nunca la que buscábamos), ya que el lugar era tan grande que uno no lograba nunca recorrerlo entero, siendo siempre una caja de sorpresas; nos reímos de las pelotas de barro que trataban de tirarnos (al parecer el nuevo modo de seducción) y mucho más.

Luego, yo me perdí. Pasé entonces un buen rato divagando por mi cuenta, bailando por ahí y por allá, echando el pelo, como dice mi mamá (jaja), pero luego, cuando caché que nunca me iba a encontrar con mis amigas, y que tendría que llamarlas, me di cuenta de que mi celular estaba tan mojado que no se podía ni prender… yo seguía en ánimo festivo, y me reía sola, porque todo era ya un poco divertido, casi tropical, exento de toda gravedad… hasta el hecho de que tuviera agua dentro de los calcetines y sonara cada vez que daba un paso, me daba un poco de risa.

ago 3 Trini y yo preparadas para la LLUVIAEl obstáculo del celular, por otro lado, me dio una nueva motivación: Sabía que algunas de mis amigas estaban en el parte VIP, así que decidí que tenía que entrar como fuera, lo que provocó la aparición de nuevas anécdotas en mi camino al libre acceso; pinchar con alguien que se iba, que me pasó su pulsera especial… bastaba con sujetarla con un pelo (o sea que no se me cayera cuando tratara de pasar frente a los guardias), pero ni él ni yo pudimos lograrlo, del puro frío que inmovilizaba las manos… y luego pinchar con un guardia quien me invitó a entrar… cosa que hice, con planeada modesta curiosidad (casi como si no quisiera, para mantener el encanto), sólo para descubrir que todas mis amigas ya se habían ido, excepto las que estaban en pleno romance… Divertida, me devolví a la fiesta, pero a la de afuera del VIP: éste era demasiado elegante, y poco mojada para mí entonces… no tenía el estilo de fiesta en el que ya estaba, literalmente, sumergida; eran personas ignorantes del desastre natural puertas afuera… un desastre sensual y visualmente alucinante… y además yo, con mi aspecto, no encajaba para nada.

Había tenido el buen tino de irme en el auto de mi mamá, con tal que el extravío de mi gente no me convertía en una persona abandonada. Pude disfrutar así la última hora deambulando por sectores, bailando en charcos e intercambiando momentos con seres que se veían tan mojados y extravagantes como yo misma. Y luego me fui, pero ni siquiera se acabó ahí la noche, sino que diría que fue coronada: la llevada a dedo del ser más peculiar de la noche fue la guinda de la torta.

Me abordó cuando yo me iba al auto. Era un tipo bastante guapo, y como de mi edad. Lo habían dejado botado los amigos (probablemente también se les inundó el celular jaja). Me preguntó si podía llevarlo y le dije que bueno: estaba estilando, pero yo también, así que daba lo mismo. Todo el camino al auto comentó lo feliz que iba a ser cuando se sacara la ropa mojada. Yo pensé que era una alucinación de persona húmeda, o que lo decía para asustarme, así que ni le contesté, todo para encontrarme con la sorpresota de, luego de ponerme el cinturón de seguridad, mirarlo y ver que estaba en calzoncillos!! Yo le dije que era el colmo, enojada al principio, y él me dijo que no me pusiera nerviosa, que estaba cagado de frío y que por lo menos no andaba con slip blanco… entonces me sacó la risotada y nos hicimos amigos. Es que al final era todo una broma. En un momento incluso tuve que decirle que se agachara y escondiera, al salir del sector, porque en la calle estaban los amigos de un gallo que me gustaba y habrían pensado lo que habría pensado cualquiera.
Luego, en el camino, él se empezó a ofender de que no me pusiera nerviosa, lo que hacía todo más divertido, y empezaba a darme explicaciones biológicas y sicológicas de lo que debería pasarme. Yo ya estaba más relajada y lo amenazaba con bajarlo del auto. Era una chiste. Creo que en la mitad hasta le di consejos románticos. Luego, como tenía prendida la luz de la bencina, él me puso un poco de plata para echarle al auto, lo que el señor de la Copec hizo sin atreverse a mirar al tipo semivestido a mi lado. Nosotros nos reíamos.

Aunque lo iba a dejar en la calle, al final me dio pena y lo fui a dejar a su casa; quedaba cerca de la mía. En la puerta nos encontramos con su hermano quien también venía llegando. Los dos me ofrecieron entrar a tomar una sopa: yo estaba empapada y no quise, por lo que me invitaron a almorzar al día siguiente para verlos ordenados y bien vestidos, pero había sido demasiada intimidad por un buen tiempo, y además dudo que hubieran soportado la vergüenza de verme sobrios… Así que me separé de ellos, quedándome con el calcetín (mojado) del que llevé, quien insistió en que tenía que ser mío “como símbolo de ese momento”: uno para cada uno. No hubo forma de decir que no, y como al final sonaba adecuado para el fin de esa noche, lo tomé. También me regaló un lápiz.

Luego, al fin llegué a mi casa, riéndome todavía y mojada como pato, y metiéndome en mi cama, alcancé a ver la mañana tan sólo un instante antes de caer zeta, acurrucada contra mi exquisito escaldosón caliente.




16 comentarios en “CREAMFIELDS 2004

  • Anonymous dice:

    excelnte relato , despues de 6 años aun recuerdo ese creamfields como uno de los mejores eventos de Santiago, me paso algo muy parecido a ti, fue estar como en otro pais, buenos recuerdos con jeff mills y deep dish gran evento nunca mas se volvio a vivir un cream asi que pena.

  • Anonymous dice:

    JAJAJA, LA INUNDACION DEL CELULAR LO ENCONTRE —real…
    Esa noche no mojarse , no hubiera sido WATERfields XD
    LA KAGO LA BUENA HISTOIRA, CREO QUE TOOS VIVMOS UN POKO DE ELLA EN ESA FIETSA CHAUU

  • Anonymous dice:

    yo tb fui victima de la lluvia y el barro esa noche… quien se iba a imaginar que iba a tronar en NOVIEMBRE… Bajando por la piramide y llovia y llovia. La gente, que ya iba celebrando en los autos, se bajaba a hacer sus necesidades y alcanzaban al auto mas alla. Causa.. un taco gigante. Odisea para llegar y para irse.
    En lo personal me fueron a dejar y a buscar… pesima idea, especialmente pal chofer… quedo igual de empapado y no bailo ná… yo a esas alturas chapoteando por la calle… just singin´ in the rain. Lo pase muuuyy bien.

    saludos

    caro

  • Fer dice:

    QUE WENA… ME REI MUCHO … YA TE IMAGINO AHI CON UN TIPO DESCONOCIDO EN CALZONCILLOS JAJA… YO NO ME HABRIA ATREVIDO…
    CUIDATE… QUE TI BIEN
    BYE

  • williepooh dice:

    Que buen viaje de una noche… Es rico recordar momentos memorables.

    Saludos!

  • Mar dice:

    Creamfields?? Yo estuve el año pasado aqui en España, lo hacen en un pueblecito de Almería, también lo pasé genial!
    Besitos!!

  • grove armada !!!

    me rei con tu relato
    siempre logres que lea hasta el final, y eso que tengo la atencion de mi gato.

    lo del calcetin es notable

  • Jaime dice:

    Que guen carrete, yo no fui, pero si hubiese ido que ganas de haber ido contigo…porque seguro yo solo a las primeras gotas de lluvia arranco.

  • heee tambien en el club
    que buenooooooo!
    saludos

  • Yo tambien asisti a esa fiesta, con polola y todo.
    Tb al principio odie la lluvia pero habia estado tanto tiempo esperando por eso, gastado bastante plata en las entradas y en bebidas energeticas que el agua no hacia ni mella y no estaba ni ahi con irme altiro (claro tambien es verdad que habia sido un poco previsor y tenia parka).
    Las primeras horas todo bien bajo una de las 2 carpas.. hasta que mi acompañante empezo a sufrir las consecuencias del agua y el frio … cuando toco Groove Armada yo queria ir, pero no me apañaron asi queme quede en el borde de la carpa junto a un monton de tipos que tampoco se decidian a mojarse por completo.
    Al final terminamos como todos, mojados, con barro hasta la rodilla mas menos, encontrandonos con ene gente, pero nunca con quien quisimos.
    Ademas supongo que tb viste a los tipos que subian caminado por la Piramide tipo 5 de la mañana …

    Relamente me trajiste mil recuerdos de esa noche, gracias :)

  • Pancho dice:

    Notable tu crónica de carrete, hasta dan ganas de jaranear así :D

    Salu2

    P.

  • ACE dice:

    Que festin de emociones, aquella empapada noche. ¿Que se siente ser un chaleco tendido recien sacado de la lavadora? Que bacan haber sido parte de esa gran chacota descomunal. A veces es bueno hacerse parte de la masa para dejarse llevar por impulsos primarios que conectan con el ser. (Me refiero a tirarse bolas de barro, sentir la lluvia que cae sin tregua sobre el cuerpo, tener al especimen del sexo opuesto en su envase de fabrica)

  • Dannitas dice:

    holas!!!
    con barro y todo… jajaja muy buena…
    pero medio chiste tener a un mino al lado en paños menores… jejeje

    saludos

  • Julius dice:

    Mucho tiempo después alguien me dijo que realmente los que tocaron NO eran los verdaderos Groove Armada, o al menos no todo el grupo…no me acuerdo mucho como era la cuestión. Pero lo que es yo, lo pasé CHANCHO!!!
    Reconozco que al principio, yo andaba bien princesito, tratando de no mojarme las zapatillas y arrugando la nariz por el exceso de barro y todo eso…pero al final CHAO, la gracia era hundirse en el barro hasta los tobillos y mojarse y mojarse forever and ever!!!
    La sensación de libertad era extrema . Yo me sentía como en Woodstock y al final lo único que quería era que se me pasara el agua hasta los calzoncillos. De vuelta, con JP pasamos a la Shell a comer hot dogs y la gente nos miraba sin poder creer nuestro aspecto…La señora que hacía el aseo, cuando vio cómo le dejamos el piso, nos odió…
    Groove Armada o quienes hayan sido, estuvieron increíbles. GRAN CONCIERTO!!!

  • Matias dice:

    Te pasaste!!!
    No solo tu noche en la fiesta fue freak, tu forma de contarlo es entretenidisima.
    Cuando se supone que va a ser la fiesta de este año?

  • Enter in the dance, Plug it in an we begin
    Crowd up in the center, they watch (be dibidim)
    Watch the way we drop it in a mix timing
    Rise and amplifying when we come in wit de swing
    Just following the back an naturally harmonizing
    Climb into position wit synchronized things
    Live from out the ghetto, We maximizing
    Sound of the Groove Armada, We Super styling

    El concierto fue dos días antes que volviera de Nueva York, y aún lamento habérmelo perdido. Este año voy, seguro. Con prodigy y Okenford entre los confirmados, va a ser una bomba. Claro, esta vez no creo que llueva.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    '