gatoconejo

En una calle de mi sueño

12 de febrero de 2006

Anoche soñé con una ella. No la veía desde hace mucho y se suponía que ya no la iba a ver más, que nuestros últimos recuerdos habrían quedado en el comerse el jugo en polvo, la hora de Pipiripao y furiosas comparaciones sobre quién tenía el tatuaje de mentira más bacán.

Pero ahí estaba. Iba por la calle con una bufanda de plumas negrísimas, como de halcón o de ángel. Era la bufanda más poderosa que yo hubiera visto nunca, tanto así que ella parecía una posesión suya más que su dueña. La saludé y me saludó, sonreía de una forma rarísima, le habían crecido los rasgos de la cara, pero seguía siendo ella. Nos abrazamos rápidamente y conversamos un rato, de nada realmente. Fue cómodo y agradable porque dentro de mis sueños no hay tiempo, todo es posible y jamás hay máscara o recriminación alguna. Soy libre de absolutamente todo y a veces, cuando me concentro, soy capaz de modificar y elegir lo que pasa, hasta en lo que hacen las otras personas o en el clima.

Después me fui de esa calle de dentro de mi sueño, y me fui también del sueño, pero hoy he pensado todo el día en esa sustancia plumífera… Quiero tener una igual, exactamente igual, pero no hay nadie fuera de los laberintos de mi mente que pueda darme el dato, si es que existe realmente. Mi amiga parecía un ángel, pero uno algo oscuro y poderoso y yo también quiero parecer un ángel y tener plumas de halcón de ese color oscurísimo como de petróleo, para ser igual de poderosa e invadir sueños ajenos sin ni siquiera saberlo.




13 comentarios en “En una calle de mi sueño

  • Julio dice:

    Me gusta tu blog, espero que algún día entres al mío y le des una checada… tienes cierta magia en tus palabras, eso me gusta… ten cuidado con lo que deseas y sueñas, pues se pueden volver realidad

  • Julius dice:

    Me quedé pegado pensando en las plumas negras. De verdad que deben ser bien impactantes formando una bufanda.
    Creo que seriamente debes ponerte en campaña para conseguirla.

    Besos

    JUL.

  • Leónidas dice:

    En los sueños uno puede ser todo lo que quisiera ser. Y un poco más.

    Y estoy seguro de que tienes cara de ángel, silueta de diosa, inteligencia de estratega y espíritu de tigresa.

  • SERGINHO® dice:

    soñar.. no ay nada como soñar.. en general lo hago despierto..

    cariños¡¡

  • Ahh.. pero si los sueños dejaran de ser sueños.. perderían de alguna forma la magia.. no crees??

    Rico verte en mi Blog!!

    Cariños!

  • interesante sueño el tuyo…
    me pregunto si realmente requieres todo aquello para ser poderosa…
    yo creo que al menos leyendote…se ve que lo eres tan solo con unas simples letras y unos cuentos puntos y comas… un abrazo nos estamos comentando…hast pronto.

  • molleja dice:

    Buen relato o buen sueño. Mis sueños son olvidables y ni siquiera los veo en colores. Una lástima, me gustaría recordarlos.

  • lara dice:

    Hola… yo tambien puedo controlar mis sueños y siempre recuerdo por lo menos uno de los muchos sueños que tenemos en la noche… yo me he despertdo dentro de los mismos sueños, y tambien los puedo controlar puedo apagar el despertador y seguir soñando lo mismo… jeje me encanta soñar y por ende dormir XD buena aventura la tuya… y sabes lo de las plumas esta GENIAL… si consigues el luagar avisame… pero debe ser tan dificil encontrar… pero depende que tipo de pluma quieras… sintetica, de cuervo… jeje… seria buensimo… bueno me voy muchos besos

  • foton dice:

    Yo tengo la suerte de no recordar lo que sueno.
    Asi es que no sufro con nada de eso.
    Solo vivo el hoy que se nos da y ya.
    Y no me aburro.
    Saludos

  • Aggressor dice:

    Que rico manejar los sueños, alguna vez estuve a punto de hacerlo, pero me puse tan feliz en el sueño, de poder hacer lo que quisiera, que desperte con una sonrisa… la cual por cierto que duro muy poco, pues me decepcione de no alcanzar a disfrutar las cosas que queria hacer… jeje, cosas, no?

  • Lanco dice:

    soy capaz de modificar y elegir lo que pasa, hasta en lo que hacen las otras personas o en el clima.

    Es raro, creí que ese poder no podía estar tan arraigado en alguien más…

    para ser igual de poderosa e invadir sueños ajenos sin ni siquiera saberlo.

    Y ese poder es entonces, el verdadero sentido de los sueños.
    Un saludo Gálgata, prometo volver.

  • algunas cosas es mejor que se queden en sueños, porque solo ahí tienen vida propia. Imagínate una igual en este mundo plano… sin vida, sin movimiento, meramente un accesorio decorando tu cuello. Es como cuando salto en mis sueños, y controlo la gravedad. No sría la misma sensación de despierto. Principalmente porque los paisajes no son los mismos

  • El Ogro dice:

    Soñando deseos y deseando sueños…

    Un saludo

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.