gatoconejo

Los estragos de la ignorancia

14 de junio de 2008

Una vez, cuando chica, leí en alguna parte que la inclinación del eje terrestre era una consecuencia de la maldad del hombre, que había terminado por desbalancear todo el planeta, y que nos hacía tener los días contados de forma inevitable.

Entonces, me sentí paralizada de terror y además impotente. No tuve adónde escapar en mi mente. Lloré días enteros y luego usé toda la fuerza de mi represión para sepultarlo en algún lugar de mi cabeza, al que por supuesto evité volver. Es que si era cierto, además de horroroso era inevitable, y entonces me convenía no sufrirlo con anticipación.

Varios años después, en un ramo que tomé de Ecología, supe que tal inclinación, ¡es justamente la que permite la vida! Ya que, de no existir, al rotar el planeta completamente de frente al sol y sin oportunidad de ir repartiéndose el calor, el lado adónde éste pega directamente, ¡estaría completamente desértico! Los mismos trópicos (de Cáncer y de Capricornio) ya están copados de desierto por un sol que, gracias a la inclinación del eje, sólo les llega directamente la mitad del año. Dicho sea de paso, esto mismo explica porqué el Ecuador tiene tanta selva: es ahí adonde el sol está llega en su proporción más protegida y ordenada (y a los polos adonde menos llega). Esta maravillosa “descompensación” es, en definitiva, la causante de que existan las estaciones, el equilibrio y la vida como la conocemos, a final de cuentas.

Así fue cómo, en esta clase de Ecología, no sólo aprendí de cómo la inclinación del eje salva de una caliente destrucción (acompañada de un frío, igual de destructor, en las otras áreas), sino que de cómo la ignorancia me había hecho sufrir por algo que ¡era tan deseable como perfecto! y de lo de que, de paso, no éramos culpables, sino que más bien benditos. Aprendí a la vez cómo esta ignorancia ¡sí que era algo de lo que ocuparse! Mucho más que la inclinación del eje terrestre, o que el obligarse a reprimir información equivocada con respecto a éste, para sufrir menos, ¡sobre algo que nunca fue verdad!

Realmente la ignorancia puede causar estragos. De haberme desesperado, teniendo el poder, y la edad suficientes, podría haber hecho cualquier cosa para “vivir esos últimos años” en felicidad evasiva y ultra carreteada, o qué sé yo. No en vano el viejo Honoré de Balzac dijo que la ignorancia es la madre de todos los crímenes. Porque ese sí que es un tema serio, y a mi parecer la verdadera raíz de los problemas: lo negativo que vemos afuera manifestarse no son más que síntomas de esa ignorancia, y del miedo con el que suele arrastrarnos.

De todas formas, no todo es como uno se imagina. He aquí cómo es realmente la Tierra en cuanto a gravedad. Y aún estamos vivitos y coleando sobre ella:

 

Y ésta es una foto de la Tierra en su color real.
Y, por último, ya que estamos en esto, una foto de ella de noche.
¡¡Qué linda es!!



7 comentarios en “Los estragos de la ignorancia

  • galgata dice:

    Jajajaja… tb es bueno ese capítulo en donde Marge se emborracha en mala y dice, feliz, “yo no sé porqué la gente se preocupa tanto, si todo tiene solución”, con una calma impresionante jajaja.

  • Flegolas dice:

    Me quedo con las palabras de Homero (Simpson) mientras hace un “salud”: “To alcohol! The cause of- and solution to- all of life’s problems.”

  • galgata dice:

    Jajajaja… qué buenos los comentarios, ¡algunos dijeron cosas muy creativas! Y todos son bienvenidos igual :)

  • Renata dice:

    Qué horror, ese comentario que te aterrorizó cuando chica me suena tanto a colegio de monjas…

  • anonymous dice:

    buenas las fotos, especialmente la de la Tierra en su color real, hay harto verde ahí.

  • anonymous dice:

    Ke nervios la foto d la gravedad…!!!!!!! Parece de mentira!!!

  • Me parece que esa teoría sobre la inclinación de la tierra, debe haber salido de algún folleto o libro negador de la vida en escencia… como siempre, disfruto un montón con tus interesantes apreciaciones, un abrazo!

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.